miércoles, 5 de febrero de 2014

Generalidades de la reproducción (Primera parte)


HOLA JOVENES... UNA VEZ MAS SUBIENDO INFORMACION PARA USTEDES.

LES SUGIERO TOMEN NOTAS DE ESTE MATERIAL.....

GENERALIDADES SOBRE LA REPRODUCCIÓN SEXUAL EN ESPECIES FORESTALES.

La base principal de la subsistencia y evolución de las especies es la reproducción.

La reproducción es el evento principal que realizan todos los seres vivos por medio del cual logran la perpetuidad de su especie.

Existen 2 tipos de reproducción, la reproducción sexual y la reproducción asexual.

De manera natural y general, con algunas excepciones, las plantas se reproducen sexualmente, para lo cual es indispensable la participación de los órganos reproductores, a través del fenómeno de la fecundación, para lo cual es necesaria la producción de semillas.

Las plantas productoras de semillas ( espermatofitas) se dividen en 2 grupos botánicos: ANGIOSPERMAS Y GIMNOSPERMAS.

Las angiospermas son plantas que producen flores verdaderas y tienen sus semillas incluidas o encerradas en carpelos ( angi = encerradas ) ( sperma = semilla ).

Las gimnospermas ( gymn = desnudas ) son especies que presentan sus semillas desnudas, en escamas arregladas en forma de espiral o conos.


SE DEFINE A LA SEMILLA COMO EL OVULO MADURO DE LA PLANTA ANTES DE LA GERMINACIÓN.




  • ACTIVIDAD PARA HACER: CONSULTA EN OTROS LIBROS, EN INTERNET O EN ENCICLOPEDIAS ELECTRONICAS, OTROS CONCEPTOS DE SEMILLA, Y ANOTENLAS EN SUS NOTAS....



CARACTERISTICAS GENERALES DE LAS PLANTAS ANGIOSPERAMAS Y GIMNOSPERAMS.

Angiospermas (del latín angi-, encerrada, y del griego sperma, semilla), nombre común de la división o filo que contiene las plantas con flor, que constituyen la forma de vida vegetal dominante. Los miembros de esta división son la fuente de la mayor parte de los alimentos en que el ser humano y otros mamíferos basan su subsistencia, así como de muchas materias primas y productos naturales. Pertenecen a este grupo casi todas las plantas arbustivas y herbáceas, la mayor parte de los árboles, salvo pinos y otras coníferas, y plantas más especializadas, como suculentas, epifitas y acuáticas. Aunque se conocen cerca de 230.000 especies, hay muchas todavía ignoradas. Las plantas de flor han ocupado casi todos los nichos ecológicos y dominan la mayor parte de los paisajes naturales. Aproximadamente las dos terceras partes de todas las especies son propias de los trópicos, pero las actividades humanas las están exterminando a gran velocidad. Sólo un millar de especies tienen importancia económica digna de consideración, y el grueso de la alimentación mundial procede de sólo quince especies. Si se investigaran como es debido, podrían utilizarse varios cientos más de especies.

Descripción

El elemento más característico de las angiospermas es la flor, cuya función es asegurar la reproducción de la planta mediante la formación de semillas. Las flores son brotes muy modificados, formados por cuatro partes fundamentales dispuestos en series independientes, o verticilos, que crecen en el ápice de tallos especializados. El verticilo externo es el cáliz, o conjunto de los sépalos, que son hojas modificadas, o brácteas, casi siempre de color verde. Viene a continuación la corola, formada por los pétalos; éstos también son hojas modificadas, pero normalmente de textura más fina y color más vivo. El tercer verticilo corresponde a los estambres, piezas formadoras de polen, que en conjunto constituyen el androceo o porción masculina de la flor. El verticilo más interno es el gineceo, formado por los carpelos, las estructuras femeninas encargadas de formar las semillas; los carpelos suelen fundirse en una estructura llamada pistilo.

Las semillas de las angiospermas se desarrollan dentro de un ovario, la parte del carpelo que rodea y protege los óvulos reproductores. La semilla se forma a partir del óvulo después de la polinización y la fecundación. Ni óvulos ni semillas son elementos exclusivos de las angiospermas; las plantas de semilla desnuda (véase Gimnospermas), que comprenden coníferas, cicadofitos y ginkgos, tienen óvulos que permanecen expuestos en la superficie de las hojas escuamiformes especializadas de las piñas o conos. Lo exclusivo de las angiospermas es el desarrollo de la semilla a partir de un óvulo encerrado en un ovario que, según crece la semilla fecundada, se agranda hasta convertirse en fruto.

Gimnospermas (del latín, gymn-, ‘desnuda’; del griego, sperma, ‘semilla’), nombre que reciben las plantas vasculares que forman semillas pero carecen de flores. Comprenden varios grupos: cicadofitos, ginkgos, coníferas y gnetofitos. Las gimnospermas son plantas leñosas de porte arbustivo, arbóreo o, más raramente, trepador (algunas plantas gnetofitas). Se diferencian del otro filo de plantas con semillas, el formado por las plantas con flores (véase Angiospermas), en que las semillas no están encerradas en carpelos, sino dispuestas sobre escamas organizadas en conos. Las gimnospermas son las plantas con semillas más antiguas; al parecer, proceden de helechos del devónico. Los cicadofitos conservan los caracteres más primitivos de las actuales plantas con semillas. Las pruebas morfológicas y moleculares sugieren que las gnetofitas comparten un antepasado común con las plantas con flores. Las gimnospermas vivientes están distribuidas por todo el mundo, pero prefieren, en particular las coníferas, las regiones templada y subártica. Cicadofitos y gnetofitos son primordialmente tropicales y subtropicales. Hay unos 70 géneros y 600 especies de gimnospermas vivientes, muchas menos que en muchas familias de plantas con flores.